Fundación Gador y Chagas

Fundación Gador y Chagas

Contribuimos con causas que luchan contra esta enfermedad

Qué es la enfermedad de Chagas-Mazza


¿Qué es la enfermedad de Chagas-Mazza?

La Enfermedad de Chagas está incluida por la OMS dentro de las 17 enfermedades que reciben la denominación de “enfermedades desatendidas” (neglected diseases). Reciben esta denominación por la escasa preocupación por parte de los gobiernos y los sistemas de salud. La padecen las poblaciones más pobres, residentes en zonas rurales y en centros urbanos de países en vías de desarrollo y también desarrollados. Estas enfermedades generan muchas incapacidades y alta mortalidad.

La Enfermedad de Chagas es la principal enfermedad parasitaria de las Américas, producida por un parásito unicelular llamado Trypanosoma cruzi. Está claramente asociada a la pobreza y a las malas condiciones socioeconómicas.

El área endémica (donde existe el vector) se extiende desde el sur de E.E.U.U. hasta aproximadamente el paralelo 42 de Sudamérica. Según la OMS, en el mundo actualmente viven aproximadamente 8 millones de pacientes de los cuales, el 30 % desarrolla enfermedad cardíaca o digestiva con alta mortalidad.

Hasta hace 30 años, la mayor parte de los pacientes se detectaban principlmente entre los habitantes de las áreas rurales alojados en casas de barro donde vive el vector. En los últimos años se produjo una corriente migratoria mundial importante, las personas abandonan el área rural y migran a las ciudades. Esto determinó una nueva situación epidemiológica: esta enfermedad está urbanizada, generando casos nuevos en las ciudades de América y otros continentes. Como consecuencia, personas con Enfermedad de Chagas viven en muchos países fuera del área endémica; por ejemplo, en E.E.U.U. se estima en más de 300.000 las personas afectadas y en España aproximadamente 80.000.

Si bien se han llevado a cabo acciones de lucha contra el vector en las últimas décadas, en la Argentina se estima que viven 1.500.000 infectados, nacen 1.300 niños con esta enfermedad y fallecen 10 personas por semana.

¿Que debería considerar un plan de lucha contra esta enfermedad?

Un plan de lucha contra esta enfermedad debería considerar:

  1. Disminuir la generación de casos nuevos mediante:
    • El rociado con insectisidas de las casas rurales del área endémica
    • El adecuado control en los Bancos de Sangre
    • El tratamiento de niñas, adolescentes y mujeres infectadas en edad fértil; las que reciben el tratamiento parasiticida no generan hijos con esta patología.
  2. La atención de los pacientes infectados
¿Cómo se adquiere la infección?

El ser humano adquiere este parásito por las siguientes vías:

  • Vectorial, por la deyección que se produce durante la picadura de su vector.
  • Vertical, la madre con Enfermedad de Chagas puede transmitir el parásito entre el 2 y 7% de sus embarazos.
  • Transfusión de sangre, cuando la sangre del donante con Enfermedad de Chagas no es descartada.
  • Oral, por ingesta de alimentos contaminados por el protozoario.
  • Trasplante de órganos o accidente de laboratorio. Menos frecuente
¿Cuáles son las fases de esta enfermedad?

Para la descripción de las fases de esta enfermedad hay básicamente dos criterios, en la Argentina son los siguientes:

  • Fase aguda, son los primeros meses de la infección, indepentiente de la vía de adquisición. El diagnóstico se debe realizar sólo por métodos parasitológicos directos
  • Fase crónica sin patología demostrable, son pacientes que presentan dos técnicas serológicas reactivas con exámenes complementarios normales (ECG, Rx de torax, Ecocardiograma)
  • Fase crónica con patología demostrable, son pacientes que presentan manifestaciones clínicas cardíacas y/o digestivas, alteraciones en ECG, Ecocardiograma, Rx de tubo digestivo.
  • Reactivación, la presentan los pacientes con EC crónica que por sufrir una inmunodepresión (VIH, tratamiento oncológica, trasplante de órgano) reactiva su enfermedad. En general son cuadros muy graves.
¿Cómo se diagnostica?

Hoy se cuenta con eficientes herramientas para realizar el diagnóstico. 

  • Técnicas parasitológicas, son útiles para la fase aguda: Microhematocrito, Microtubo, Gota Fresca, Xenodiagnóstico. 
  • Técnicas serológicas, se emplean para la fase crónica, para evaluar curación parasitológica, para el estudio de los donantes de sangre, para estudios poblacionales. Las técnicas mas frecuentes con ELISA, IFI, HAI, WB.
  • PCR, que permite detectar el ADN parasitario en diferentes fluidos y tejidos, se utiliza por el momento sólo para trabajos de investigación.
¿Cómo es el tratamiento?

Al día de hoy se estima que sólo el 1% de los pacientes han recibido el tratamiento parasiticida en parte debido a la dificultad para acceder a los medicamentos.

Para el tratamiento de la Enfermedad de Chagas, hasta el momento se cuenta con dos medicamentos: el Benznidazol y el Nifurtimox; ambos desarrollados en la década de los ´70. Se han ensayado fármacos que se utilizan para otras enfermedades pero no han demostrado ser eficaces para esta enfermedad. El Benznidazol tiene el inconveniente de presentar mayor número de efectos adversos, que son más importantes cuanto mayor es la edad del paciente.

La mejor respuesta tanto con nifurtimox como benznidazol se obtiene cuando se emplean en pacientes en la fase aguda y presentan menor eficacia en la etapa crónica.

Los pacientes con Enfermedad de Chagas forman parte de la población con menores recursos, muchos de ellos no saben que tienen esta enfermedad ni saben que tienen derechos para ser atendidos.

Esta enfermedad requiere un gran compromiso de los responsables de salud para que se generen acciones tanto para la prevención como para la atención de los pacientes ya infectados.

Qué hace la Fundación Gador en la lucha contra el Chagas


Nuestra actividad

La problemática de la Enfermedad de Chagas-Mazza, su diagnóstico y opciones terapéuticas, ha sido siempre para nosotros un tema sensible y del cual nos hemos ocupado. Por tal motivo, desde hace muchos años nos hemos involucrado y comprometido en esta temática destinando nuestra Fundación grandes esfuerzos para contribuir con esta causa, en la medida de nuestras posibilidades y en los distintos aspectos de la lucha contra la Enfermedad de Chagas.

Diagnóstico

Una de las primeras acciones, fue la colaboración con investigadores del sistema científico argentino, expertos en la genética, biología molecular, metabolismo e inmunología del Trypanosoma cruzi (T. cruzi) para desarrollar una batería de 6 antígenos recombinantes de T. cruzi (Ag1, Ag2, Ag13, Ag30, Ag36 y SAPA) que fueron luego utilizados por compañías de distintos países en el desarrollo de sus propios equipos de diagnóstico para esta enfermedad (Argentina, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido).

De ese esfuerzo nació el primer equipo diagnóstico serológico del mundo desarrollado a base de una mezcla definida de antígenos recombinantes de T. cruzi. Haga click para ver más.

Vacunas

En distintos países del mundo se están llevando a cabo grandes esfuerzos tendientes a desarrollar vacunas destinadas a la prevención y/o terapéutica de la Enfermedad de Chagas. Nuestro apoyo a estas iniciativas ha sido desde hace muchos años un tema de central importancia. Los avances en los proyectos en esta temática por parte de compañías extranjeras en combinación con empresas locales y el sector científico tecnológico argentino, son actualmente un tema que nos ocupa.

Terapéutica

Es sabido que hasta el momento sólo existen dos drogas efectivas para el tratamiento de la Enfermedad de Chagas: nifurtimox y benznidazol.

Continuando con nuestro interés en desarrollar nuevas herramientas diagnósticas y terapéuticas para esta enfermedad, estamos llevando adelante un programa tendiente a fomentar el desarrollo de nuevas drogas y formas farmacéuticas para favorecer y ampliar las opciones terapéuticas que permitan a los médicos la prevención, control y/o cura de esta enfermedad.